Aviso. Este ar­tícu­lo am­plía el cur­so ori­gi­nal y, aun­que se ha re­vi­sa­do, no dis­po­ne del im­pri­ma­tur del res­to del cur­so.

Apologética | Comentarios (pág.2)

Más co­men­ta­rios

Aníbal Trujillo(11-04-2021)
Este cur­so es muy bueno para evan­ge­li­zar y para prac­ti­car. Además, si lo to­ma­mos des­de un pun­to de vis­ta es­pi­ri­tual, nos alum­bra nues­tro ca­mino y nos ayu­da a ver cla­ra­men­te nues­tros pe­ca­dos, in­vi­tán­do­nos a cam­biar y a re­to­mar nues­tro ca­mino ha­cia Dios para en­con­trar la sal­va­ción de nues­tras al­mas.
Nos ale­gra­mos de ello. La idea es siem­pre alla­nar un poco el ca­mino ha­cia Dios, que nos ama y bus­ca nues­tro bien para, como bien dice us­ted, re­ga­lar­nos nues­tra sal­va­ción.