¡Enhorabuena, has en­con­tra­do un te­so­ro! Este ar­tícu­lo es par­te de un cur­so que te in­vi­ta­mos a co­no­cer: Curso Católico.

Los dos ca­mi­nos | Comentarios (pág.2)

Más co­men­ta­rios

Jesús Orlando López(09-04-2021)
Es tan es­pa­cio­so el ca­mino de la per­di­ción, que ofre­ce lo que pa­re­ce­ría ser lo me­jor, pero al fi­nal el Señor le per­mi­te a uno dar­se cuen­ta que el en­ga­ño del ma­ligno es muy gran­de. Gracias al Dios al­tí­si­mo que nos per­mi­te te­ner en es­tos mo­men­tos tan di­fí­ci­les pro­fe­tas en su ma­gis­te­rio de la Iglesia, que nos ayu­dan y guían en cada mo­men­to. Dios les ben­di­ga.
Las pom­pas del mun­do son apa­rien­cia va­cía y vana. No nos de­je­mos en­ga­ñar. El amor de Dios es el gran te­so­ro por el que me­re­ce la pena lu­char. La paz.