¡Enhorabuena, has en­con­tra­do un te­so­ro! Este ar­tícu­lo es par­te de un cur­so que te in­vi­ta­mos a co­no­cer: Curso Católico.

¿Qué pasa si no pue­do? | Comentarios (pág.2)

Más co­men­ta­rios

Luz Jimenez(01-06-2021)
Esta pa­la­bra me da ani­mo por­que, aun­que cai­ga, Dios en su in­fi­ni­ta mi­se­ri­cor­dia me re­ci­be si me arre­pien­to ver­da­de­ra­men­te.
Así es. No nos can­se­mos nun­ca de arre­pen­tir­nos.
Antonio(24-04-2021)
Aunque pe­que­mos… ¡Hay que le­van­tar­se! Dios siem­pre nos es­pe­ra.
Muy cier­to: Dios nos es­pe­ra con los bra­zos abier­tos como Padre amo­ro­so que es.
Kenia(20-04-2021)
La com­pa­ra­ción que ha­cen con los pro­ble­mas de nues­tro dia­rio vi­vir con res­pec­to a la Palabra nos ayu­da a cap­tar me­jor cómo po­der po­ner en prác­ti­ca lo que apren­de­mos.
Esa es la idea y nos ale­gra­mos de ha­ber­lo lo­gra­do. Gracias por su co­men­ta­rio. La paz.
Miriam Mabel(09-04-2021)
Es un cur­so que lle­ga, no es para ha­cer­lo rá­pi­do sino muy a con­cien­cia.
Estamos de acuer­do con us­ted. Por ello, apar­te de la apli­ca­ción y la web gra­tui­tas, tam­bién he­mos fa­ci­li­ta­do su lec­tu­ra en pa­pel a tra­vés de un li­bro (que se pue­de ad­qui­rir en Amazon). La paz.