Imprimatur

Examinadlo todo; que­daos con lo bueno.
- 1 Tesalonicenses 5, 21

¿Qué es el im­pri­ma­tur? El im­pri­ma­tur es una de­cla­ra­ción ofi­cial de la Iglesia Católica que ga­ran­ti­za que una obra está li­bre de erro­res doc­tri­na­les y mo­ra­les, ga­ran­ti­zan­do así su ca­to­li­ci­dad ante to­dos los fie­les de la Iglesia Católica.

¿El cur­so ca­tó­li­co ne­ce­si­ta el im­pri­ma­tur? Lo ne­ce­si­ta para po­der ser em­plea­do como li­bro de tex­to para la en­se­ñan­za me­dia o su­pe­rior, y para ex­po­ner­lo o dis­tri­buir­lo en igle­sias y ora­to­rios. Además, es una ga­ran­tía ofi­cial que ava­la la ca­to­li­ci­dad y va­li­dez de todo lo que se en­se­ña en él.

¿Qué otras obras ne­ce­si­tan el im­pri­ma­tur? Las edi­cio­nes de la Biblia, los li­bros li­túr­gi­cos, los li­bros de ora­cio­nes, los de­vo­cio­na­rio, los ca­te­cis­mos, los li­bros de for­ma­ción ca­te­qué­ti­ca, los li­bros de en­se­ñan­za ca­tó­li­ca me­dia y su­pe­rior, los li­bros que quie­ran ex­po­ner­se en igle­sias y ora­to­rios, y los li­bros que tra­ten te­mas de­li­ca­dos o con­tro­ver­ti­dos de la fe y las cos­tum­bres.

¿Cómo sa­ber si un li­bro tie­ne el im­pri­ma­tur? Normalmente, los li­bros que tie­nen el im­pri­ma­tur lo in­di­can en las pri­me­ras dos o tres pá­gi­nas (donde hay co­sas es­cri­tas en le­tra pe­que­ña, an­tes de que em­pie­ce el li­bro pro­pia­men­te). Esto se hace de for­ma ex­plí­ci­ta (indicando el lu­gar, fe­cha y au­tor de la con­ce­sión del im­pri­ma­tur) o con fra­ses como “con las de­bi­das li­cen­cias ecle­siás­ti­cas” o “impreso con li­cen­cia ecle­siás­ti­ca”.

¿Cómo se con­si­gue el im­pri­ma­tur? El im­pri­ma­tur se so­li­ci­ta al obis­pa­do com­pe­ten­te. El obis­pa­do de­sig­na a un “censor” (un teó­lo­go con una for­ma­ción ex­ce­len­te) que so­me­te la obra a un aná­li­sis ex­haus­ti­vo y le otor­ga fi­nal­men­te, si es el caso, su vis­to bueno (nihil obs­tat).

¿Quién ha otor­ga­do el im­pri­ma­tur al «Curso Católico»? Los tra­mi­tes del nihil obs­tat es­tán ac­tual­men­te en pro­ce­so. Modificaremos la in­for­ma­ción aquí pre­sen­te cuan­do ten­ga­mos más in­for­ma­ción al res­pec­to.

¿Es im­por­tan­te el im­pri­ma­tur? El im­pri­ma­tur es algo que todo ca­tó­li­co de­be­ría bus­car en las obras de las que pre­ten­da apren­der cual­quier as­pec­to de la fe ca­tó­li­ca. Sin este se­llo una obra pue­de con­te­ner he­re­jías y erro­res doc­tri­na­les, aun­que ten­ga apa­rien­cia de cris­tia­na, que pue­den des­viar de la ver­da­de­ra fe a quien la em­plea.