¡Enhorabuena, has en­con­tra­do un te­so­ro! Este ar­tícu­lo es par­te de un cur­so que te in­vi­ta­mos a co­no­cer: Curso Católico.

Shemá Israel | Comentarios (pág.2)

Más co­men­ta­rios

Erick(11-07-2021)
¡¡Increíble!! Tengo un ami­go ale­ja­do de mí. Ha sido una de mis ma­yo­res in­fluen­cias en la vida. Por al­gu­na ra­zón ha es­ta­do dis­tan­te y eso me ha do­li­do. No te­nía cla­ro cómo com­por­tar­me o res­pon­der a eso. Sabía que no que­ría ha­cer­le mal. Y es que sin dar­nos cuen­ta he­mos pa­sa­do de amar a las per­so­nas, a amar lo que ellas nos ha­cen sen­tir. Ahora todo se ha li­be­ra­do. Ya este ami­go fue y es una de las ben­di­cio­nes más gran­des que Dios me dio. Esa ben­di­ción está en mi vida. Debo ave­ri­guar qué es lo que le pasa con el agra­de­ci­mien­to de todo lo re­ci­bi­do; y es­tar ahí con amor para él. Amar y solo amar. Dar y dar.
Mucho áni­mo. Esa es una bue­na res­pues­ta, aun­que dura. Es lo que hizo Cristo: amar y sólo amar. ¿Y no­so­tros? Bueno, pues al­gu­nos con su li­ber­tad co­rres­pon­den a su amor… pero otros no. ¿Y que hace Dios con ellos? Seguir amán­do­los, res­pe­tan­do su li­ber­tad. ¡Ánimo!
Andrés Tello(17-06-2021)
Me en­can­tó la guía de la Lectio Divina. Me gus­ta la ma­ne­ra como te ex­pli­can la pa­la­bra de Dios y te van en­se­ñan­do lo que real­men­te quie­re de­cir­nos Dios con su Palabra. Gracias y mu­chas ben­di­cio­nes a to­dos.
La Palabra de Dios es viva y efi­caz. Nos ale­gra­mos por ti. La paz.
Natalia(15-06-2021)
Muchas gra­cias por esta in­ter­pre­ta­ción, me di cuen­ta que la te­nía es­cri­ta en lo pro­fun­do de mi co­ra­zón y hoy, gra­cias a ésta lec­tu­ra, pude dar­me cuen­ta. Muchas gra­cias… Gracias a Dios por en­viar su Santo Espíritu y guiar­nos. El Señor los ben­di­ga.
Nos ale­gra­mos que des­cu­bra esta Palabra gra­ba­da en nues­tro co­ra­zón. La paz.
Ricardo Murillo(01-06-2021)
Realmente es im­por­tan­te ini­ciar to­dos los días dan­do glo­ria a Dios, y de esta for­ma me­di­tan­do la pa­la­bra en la Lectio Divina.
Sin nin­gún tipo de duda. ¡Ánimo!
Carlos(17-05-2021)
Gracias por la guía para la lec­tu­ra e in­ter­pre­ta­ción de la Palabra de Dios en mi vida. Y re­cal­car­me que es im­por­tan­te siem­pre la ayu­da de un pres­bí­te­ro cuan­do haya du­das.
Un pres­bi­te­ro, si vive san­ta­men­te, pue­de ser siem­pre una gran ayu­da. La paz.
Francisco (08-05-2021)
Es muy im­por­tan­te este en­se­ñan­za.
Sin duda… ¿Qué hay más im­por­tan­te que amar a Dios y al pró­ji­mo?