¿Cómo tener vida eterna?

Curso Católico » Reflexiones » ¿Cómo tener vida eterna?

En esto se le acercó uno y le dijo: Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir vida eterna? (Mateo 19, 16).

¿Cómo tener vida eterna?
Preguntar como conseguir la vida eterna significa que no la tienes y la quieres. Perfecto. Jesús mismo tiene la respuesta para ti: Él le dijo: ¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos (Mateo 19, 17). Así que ya lo sabes, si quieres la vida eterna simplemente busca al Bueno, que es Dios, y guarda sus mandamientos. Estos mandamientos son los únicos que dan la vida eterna.

¿Cuales? -le dice él. Y Jesús dijo: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo (Mateo 19, 18-19). Y antes de decir que ya lo haces, conviene recordar un par de cosas. La primera es que todo el que odia a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino posee vida eterna en si mismo (1 Juan 3, 15). La segunda es que habéis oído que se dijo: No cometerás adulterio. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón (Mateo 5, 27-28). Además, recuerda por último: Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan (Mateo 5, 43-44).

Es importante recordar que si caes, Dios te perdona y te levanta. Dios ha instaurado el Sacramento de la Reconciliación con una misericordia infinita hacia ti, por amor a ti. Por eso no juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados (Lucas 6, 37). Pues Dios tiene compasión de ti, y te ayuda en cada paso del camino. Por ejemplo, regalándote las poderosas armas de la luz.

Dícele el joven: Todo eso lo he guardado; ¿qué más me falta? Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego sígueme (Mateo 19, 20-21). Es decir, elimina todos los ídolos, despréndete del dinero, haz limosna, y sigue a Cristo en tu vida diaria. Con esto tendrás la vida eterna, que es Dios, y serás feliz. Porque conocerás el amor de Dios, y lo vivirás todos los días de tu vida. Eso es la vida eterna, y la puedes vivir ya aquí… ¡Gracias a Dios!

Invitación
¿Quieres saber más? Date una vuelta por nuestro curso y descubrirás cosas realmente interesantes. Por cierto, comentarte que este artículo puede llegar a muchas más personas si lo compartes con tus amigos y familiares a través de Facebook, Twitter, Google+, Whatsapp, de tu página web o blog, o de cualquier otra forma. No lo dudes... ¡Difunde el amor de Dios para que otros se alegren contigo!

« Anterior