1 – Dios te Ama

Curso Católico » 1 – Dios te Ama

Mas la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros (Romanos 5, 8).

Kerigma
Todo empieza con un anuncio maravilloso: ¡Dios te ama profundamente! Y ha dado su vida por ti para que tú puedas ser libre del miedo a la muerte física y ontológica, pues Él ha vencido a la muerte. Este es el mensaje que los Católicos anunciamos, y que se cumple hoy y siempre en nosotros: El amor de Dios actúa a nuestro favor en nuestra vida concreta, y afortunadamente nosotros tenemos experiencia de ello. Por lo demás, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para el bien de los que lo aman; de aquellos que han sido llamados según su designio (Romanos 8, 28). Así pues, un Cristiano vive feliz porque sabe que Dios, que todo lo puede, es su Padre y lo ama. ¡Hemos heredado una bendición! Por eso vivimos anunciando este amor que Dios nos ha tenido a todos los hombres. Y ahora, este anuncio te ha llegado a ti… ¿Te interesa? ¿Quieres pruebas? ¿Quieres saber más? ¡Empecemos nuestra aventura!

Glosario
Muerte ontológica: La muerte ontológica, también conocida como muerte del ser, es la muerte de nuestro ser interior, y muchas veces se manifiesta como un sufrimiento vacío y sin sentido que nos corroe por dentro. Otras veces toma la forma de una rutina vacía, sin más propósito que seguir viviendo, y que se ve interrumpida por fuertes crisis de vida a ciertas edades o ante ciertos acontecimientos. Pero la consecuencia más grande y directa es la incapacidad de amar a los demás sobre nuestro propio sufrimiento, del cual tendemos siempre a huir.

Práctica
Este curso pone mucho énfasis en la parte práctica, porque no todo el que me diga: ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos (Mateo 7, 21). Por ello, es recomendable siempre prestarle a la parte práctica una especial atención. En este caso, y para empezar con buen pie, vamos a hacer la señal de la Cruz y a invocar al Espíritu Santo mediante el himno Veni Creator Spiritus, para que nos ilumine y nos guíe en el transcurso de este curso. Este es un himno precioso que llama al Espíritu Santo para que nos regale la gracia de conocer y vivir los misterios del Cristianismo.

Ven Espíritu Creador,
visita nuestra mente;
llena de tu amor
el corazón que has creado.
Oh dulce consolador,
Don del Padre altísimo,
agua viva, fuego, amor,
Santo Crisma del alma.
Dedo de la mano de Dios,
promesa del Salvador,
derrama tus siete dones,
suscita en nosotros la Palabra.
Sé luz del intelecto,
llama ardiente en el corazón,
sana nuestras heridas
con el bálsamo de tu amor.
Defiéndenos del enemigo,
danos el don de la paz,
tu guía invencible,
nos preserve del mal.
Luz de eterna Sabiduría,
desvélanos el gran misterio,
de Dios Padre y del Hijo,
unidos en un sólo amor.
Gloria a Dios Padre,
al Hijo resucitado
de entre los muertos,
y al Espíritu consolador,
por los siglos de los siglos. Amén.

Has de saber que en la parte práctica de todas las secciones verás listas de tareas como la que acabas de ver. Estas tareas te permitirán poner en práctica parte de lo que se ha explicado, y aunque siempre estás a tiempo de hacer también otras tareas que te parezcan adecuadas, las indicadas no conviene que se omitan debido a su especial importancia y significado.

Nota extra: Además estas tareas te permitirán marcar el progreso del curso, que será recordado automáticamente siempre que accedas desde el mismo dispositivo o navegador. Cuando completes todas las tareas marcarán la unidad como terminada, haciendo que aparezca de color verde en el menú que muestra el temario. De esta forma podrás continuar el curso por donde lo habías dejado de forma fácil.

« InicioSiguiente »