¿Quién es Dios para ti?

Curso Católico » Reflexiones » ¿Quién es Dios para ti?

Simón Pedro contestó: Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo (Mateo 16, 16).

¿Quién es Dios para ti?
Mucho hablamos de Dios los Cristianos: que si Dios es bueno, que si nos quiere, que si hace milagros, y muchas otras cosas. Pero hoy vamos responder a una pregunta más importante que todas estas cosas. ¿Quién es Dios para ti? Y lo hacemos contestando a la pregunta que diariamente Dios nos hace, y que podemos ver reflejada en las Escrituras. Díceles él: Y vosotros ¿quién decís que soy yo? (Mateo 16, 16). Pedro le respondió diciendo que Jesús era el Cristo, el Hijo de Dios. Esta respuesta no es un cliché, como puede parecer inicialmente. Esta respuesta nace de la experiencia personal que ha tenido Pedro con Jesucristo, y de una inspiración divina.

En aquella época se esperaba al Mesías anunciado por los profetas. Sin embargo, la concepción de ese Mesías era muy diferente a lo que conocemos hora de Jesucristo, porque Dios siempre sorprende. El Mesías esperado era un Mesías político, que iba a librar a Israel de los Romanos. Y por supuesto, nadie esperaba que fuera Dios mismo. Pedro, tras estar un tiempo con Jesús, y ver lo que hacía, lo reconoce como su Mesías y Salvador: uno muy diferente al que esperaba. Y lo reconoce como Hijo de Dios. Así pues, la respuesta de Pedro nace de su experiencia y de su situación personal, interpretada por Dios. Replicando Jesús le dijo: Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos (Mateo 16, 17).

A la luz de todo esto, nos damos cuenta de que la forma correcta de contestar a esta pregunta es de forma personal, pero que la respuesta no ha cambiado. ¿Es para ti Cristo el Mesías, tu único Salvador, a quien acudes en la necesidad, y le das gracias en todo momento? ¿Es para ti el Hijo de Dios? ¿Es Dios tu único Dios, y no los ídolos? ¿A quien le pides tu seguridad, a Dios o al dinero? ¿Quién es Dios para ti? ¿En que momentos de tu vida lo has visto? ¿Ha hecho algo El algo en ella?

Por ejemplo, Abraham lo tenía muy claro: Dios era quien le había dado al hijo, algo imposible para él. ¡El sentido de su vida! Lo mismo Tobías: Dios había bendecido a su familia, después de serle fiel durante muchos años en los que parecía que no estaba. Solo lo parecía. Igualmente cualquier miembro del pueblo de Israel: Dios es quien los sacó del dominio del Faraón, quien los aplastaba con dura servidumbre. Lo mismo San Pablo, que encontró a Dios en un momento concreto de su vida donde El lo tiró del caballo y lo cegó. En definitiva, Dios acontece y actúa en nuestra vida, y gracias a su acción lo conocemos y sabemos quién es.

Por eso, conviene plantearse muy seriamente la respuesta a esta pregunta, y responder con la propia vida, con hechos concretos. Porque quizás intelectualmente lo tenemos muy claro, pero la teoría sin la práctica no sirve de nada. Pues no todo el que me diga: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la Voluntad de mi Padre que está en los cielos (Mateo 7, 21). Así pues, reflexiona, y mira quien es Dios para ti en tu vida, con hechos concretos. Mira a quien eliges diariamente, si a Dios o a otras cosas. Mira a quien acudes en busca de ayuda, y en quien pones tu seguridad. Porque Dios es el único que puede ser tu Dios y tu Salvador, y quiere que así sea porque… ¡Te ama!

Invitación
¿Quieres saber más? Date una vuelta por nuestro curso y descubrirás cosas realmente interesantes. Por cierto, comentarte que este artículo puede llegar a muchas más personas si lo compartes con tus amigos y familiares a través de Facebook, Twitter, Google+, Whatsapp, de tu página web o blog, o de cualquier otra forma. No lo dudes... ¡Difunde el amor de Dios para que otros se alegren contigo!

« Anterior